Certificados de eficiencia energética

Contrata tu Certificado Energético en Toledo

Recibe tu oferta en menos de 24 horas

Gratis y sin compromiso

Certificados energéticos en Toledo

Los certificados energéticos están últimamente en boca de mucha gente, y es que las políticas europeas que pretenden luchar contra el cambio climático y el impacto medioambiental están popularizando estas acreditaciones. 

Toledo es una provincia, municipio y ciudad castellanomanchega con una historia extensa y vital para el desarrollo del país. La ciudad ha pasado de población íbera a asentamiento romano, a capital del Reino visigodo, conquistada por los musulmanes y reconquistada por los cristianos para convertirse en la «ciudad imperial». Tras la guerra de las Comunidades de Castilla en el siglo XVI la ciudad entró en decadencia ya que la corte se trasladó a Madrid. Actualmente Toledo es la provincia más poblada de su comunidad, reuniendo en ella a más de un tercio de toda la población castellanomanchega, aunque cabe resaltar que con respecto a tamaño de capitales Toledo es únicamente la tercera de la comunidad con 85.000 habitantes por detrás de Guadalajara, que tiene 87.000 y de Albacete, ciudad manchega más grande con 172.000 habitantes. La ciudad de Toledo se encuentra a 70 kilómetros de la ciudad de Madrid, y hay quienes la consideran parte del área urbana del Gran Madrid, de la corona E, establecida por el Consorcio Regional de Transporte de Madrid. Cabe destacar de la existencia de la ciudad toledana de Talavera de la Reina, ciudad de similar tamaño a Toledo capital con 83.000 habitantes, en el cuarto municipio más grande de la CCAA.

Como provincia más poblada de la comunidad cabe destacar la importancia de los Certificados de Eficiencia Energética (CEE) o certificados energéticos en Toledo, y es que sin ellos no podremos comprar, vender o alquilar un inmueble, acceder a muchas subvenciones o deducciones fiscales y también son imprescindibles para hacer reformas importantes en una vivienda.

Tabla de contenidos

Qué es el certificado de eficiencia energética

El certificado energético es un documento oficial que mide y acredita los parámetros de eficiencia energética de un edificio, ya sea una vivienda residencial, un local comercial, una nave industrial u otra. 

Puede tener varios formatos. Su formato más habitual a la hora de consultarlo es en PDF, pero el archivo oficial tiene una extensión CEX. 

Visualmente es un documento con datos técnicos sobre el edificio que certifica y tiene información sobre varios parámetros de eficiencia.

Lo que sería el equivalente a la «nota» en un examen, que es a su vez el valor más relevante, es la calificación en cuanto a ‘Consumo de energía primaria no renovable’ y ‘Emisiones de dióxido de carbono’. 

Las puntuaciones en estas áreas determinarán la letra de la A a la G que tiene el certificado, siendo la A la letra que refleja una mayor sostenibilidad y la G la que refleja una peor eficiencia.

Para qué sirve el certificado energético

Este documento es útil para evaluar la situación de tu vivienda o edificio en lo que respecta a sostenibilidad. Esto siempre es útil, dado que es un factor determinante que tiene un impacto directo sobre el coste mensual energético y sobre la huella ambiental que tu vivienda tiene.

No obstante, es especialmente útil en algunos casos concretos. Por ejemplo, si vas a reformar tu vivienda, un certificado energético te ayudará enormemente a decidir qué tipo de obras pueden reportarte un mayor ahorro en las facturas de la luz y el gas. 

También, de cara a vender una vivienda la certificación puede determinar si el posible comprador se decide por tu vivienda o por otra, dado que las viviendas con mayor eficiencia energética son más atractivas debido al menor gasto y al mayor compromiso medioambiental.

Por último, algunas subvenciones que se otorgan por mejorar la sostenibilidad de tu hogar exigen que se cuente con certificados de eficiencia energética que acrediten una mejora energética.

Subvenciones en Toledo

Las subvenciones y ayudas públicas son uno de los grandes atractivos de los que puedes beneficiarte por contar con certificados de eficiencia energética.

En toda España, y por supuesto aplica a los habitantes de Toledo, hay disponible una deducción fiscal en la Declaración de la Renta de hasta 3.000€ al año durante 3 años (total de 9.000€) que puede aplicarse por haber emitido dos certificados energéticos y que entre ellos se obtenga una mejora de calificación. 

Luego también a nivel nacional, hay convocada una ayuda para rehabilitación de viviendas que sigue activa en Castilla-La Mancha y con la que puedes recuperar hasta el 80% de lo que gastes en rehabilitar tu vivienda. Esta subvención también tiene como requisito contar con dos certificados, uno previo y otro posterior a la obra.

Por último, los municipios pueden también convocar deducciones en sus impuestos (el más popular es el IBI). Estas deducciones son muy habituales en Castilla-La Mancha, donde la mayoría de ayuntamientos las ofrecen, y en algunos casos, aunque no es lo habitual, pueden requerir también los certificados energéticos como parte de la documentación que acompaña a su solicitud.

Cuándo es obligatorio disponer de certificado energético

Desde junio de 2013, en España el certificado energético no solo es útil y recomendable, sino que también es obligatorio en estos 2 casos:

  • Para alquilar una vivienda
  • Para vender una vivienda

Estos documentos se anexan al contrato de alquiler o de compraventa y no cumplir con esta obligación puede acarrear importantes consecuencias económicas, con multas de hasta 6.000€ dependiendo del tipo de infracción.

Además, es posible que pronto, los certificados energéticos sean obligatorios para todos los edificios.

Etiqueta energética en Castilla-La Mancha

Además del propio documento oficial del certificado energético y su registro en la correspondiente consejería de industria de la comunidad, existe un documento anexo que es posiblemente el más reconocible para todos. Se trata de la etiqueta energética, la parte del certificado que tiene letras de colores que empiezan en la A como la calificación más eficiente.

En la Comunidad de Castilla-La Mancha, esta etiqueta no se recibe junto con el resto de documentos que configuran el certificado energético, sino que tarda más en ser enviada por industria, por eso es habitual que ya tengamos nuestro certificado pero no este documento.

En cualquier caso, es importante saber que la etiqueta energética no es necesaria y que tiene un carácter más bien «decorativo». De cara a la compraventa, alquiler o solicitud de subvenciones y ayudas, lo que necesitamos es el Certificado de Eficiencia energético sellado por Industria.

Importancia del certificado de eficiencia energética en Toledo

La provincia de Toledo es de interior, con un clima predominante mediterráneo Csa en clasificación Köppen y Geiger. Tiene una oscilación térmica moderado según la cual los inviernos son fríos y los veranos cálidos, por lo que es una provincia en la que las necesidades de calefacción y refrigeración van parejas en invierno y verano respectivamente, y es por ello que recomendamos la instalación de un sistema de aerotermia que vale para ambos casos mientras disfruta de una eficiencia energética excelente. Otra buena opción podría ser una instalación fotovoltaica, y es que las placas solares son una gran inversión en una provincia en la que la capital cuenta con más de 3300 horas al día, por lo que es otra obra que recomendamos, especialmente en zonas como esta con tantas horas de sol.

Los certificados energéticos de Castilla-La Mancha son muy parecidos debido a las circunstancias climáticas y geográficas similares de los mayores núcleos poblacionales de la provincia, entre los que se halla el municipio de Toledo y Talavera de la Reina. En estos casos la mayor variabilidad es resultado de las placas fotovoltaicas, que hacen que una diferenciación enorme surja entre las medidas energéticas de aquellos que las tienen y aquellos que no.

Los toledanos cuentan con sol y buenas temperaturas que en ocasiones pueden llegar a ser extremas, por lo que la eficiencia energética del hogar es una materia importante a tener en cuenta, razón por la que permanecer sin información en el tema es estar perdiendo dinero y calidad de vida, desaprovechando así oportunidades de beneficiarse de ciertas actuaciones que pueden hacer su vivienda todavía más cómoda y sostenible mientras ahorran mensualmente, y es que los certificados energéticos también pueden hacer que optemos a importantes subvenciones y deducciones fiscales. Si nos dejas tus datos para que te podamos hacer una oferta gratuita podrás empezar este proceso sin ningún costo e informándote sin ningún compromiso, una buena oportunidad para empezar el proceso para planear una reforma y ver en qué situación de salida nos encontramos.

Si tienes una vivienda en Toledo te recomendamos que elabores un certificado energético para descubrir cuán eficiente es tu inmueble. Para viviendas punteras en este aspecto esto aumentará el valor de la misma, y para viviendas poco eficientes te orientará sobre cómo revertir la situación de la forma más económica posible.

Cómo mejorar tu certificado energético en Toledo

La receta es bastante similar en toda España, y aplica también a la ciudad toledana. El consejo general para mejorar tu certificación energética es renovar y aislar correctamente tu tejado, insuflar aislante en las paredes, cambiar puertas y ventanas, cambiar las molduras de las mismas y sustituir los equipos productores, como calderas y aires acondicionados, por otros de mayor eficiencia, como la biomasa o la aerotermia. 

Concretamente en toda Castilla-La Mancha, es interesante optar por sistemas de aerotermia porque se trata de una CCAA en la que las necesidades de calefacción y refrigeración son bastante parejas, por lo que también son la mejor opción para las casas de Toledo.

Además, la instalación de placas solares también te ayudará a mejorar tu puntuación sostenible, dado que si bien por si solas no te ayudarán a gastar menos energía, ésta será limpia y sí se notará enormemente en los gastos mensuales, con reducciones de hasta un 70% en las facturas de la luz.